Un nuevo estudio vincula las arrugas de la frente con este problema de salud importante

Un nuevo estudio vincula las arrugas de la frente con este problema de salud importante

Dorothy Atkins

Dorothy Atkins | Jefe De Redacción | E-mail

Las arrugas han sido durante mucho tiempo un signo de envejecimiento, pero lamentablemente esas líneas finas pueden significar mucho más que eso. Claro, las arrugas pueden indicar belleza, sabiduría y gracia (junto con otro año alrededor del sol), sin embargo, una nueva investigación sugiere que podrían ser un signo de algo mucho más siniestro: las enfermedades del corazón.

Un nuevo estudio realizado en Francia encontró que las personas con arrugas en la frente más profundas que el promedio para su edad eran más propensas a morir de enfermedades cardíacas en comparación con aquellas con una frente más lisa. Este resultó ser el caso de numerosos participantes, lo que agregó validación a la asociación entre las arrugas de la frente y una mayor amenaza de enfermedades del corazón.

De acuerdo con los autores del estudio, gracias a esta investigación, la búsqueda de estas arrugas en las cejas podría ser una forma fácil y económica de identificar a las personas con riesgo de enfermedad cardíaca. Dicho esto, no reemplazará las técnicas tradicionales para evaluar los riesgos de enfermedades cardíacas, como observar la presión arterial alta y los niveles de colesterol.

"No se pueden ver ni sentir factores de riesgo como el colesterol alto o la hipertensión", dijo un autor del estudio, Yolande Esquirol. "Exploramos las arrugas de la frente como un marcador porque es muy simple y visual. Solo con mirar la cara de una persona puede sonar una alarma, entonces podríamos dar consejos para reducir el riesgo".

Si bien se desconoce la razón exacta del vínculo entre los dos, hay algunas teorías especuladas en el aire. La creencia principal es que la aterosclerosis, o el endurecimiento de las arterias debido a la acumulación de placa, está en funcionamiento, lo que puede ser un factor importante en los eventos cardiovasculares como los ataques cardíacos. Los vasos sanguíneos en la frente son tan pequeños que podrían ser más sensibles a esta acumulación y dar lugar a cambios en las proteínas del colágeno y al estrés oxidativo, que también pueden provocar arrugas.

Dado que esta es la primera conexión descubierta entre las arrugas de la frente y la salud del corazón, se necesita más investigación para confirmar los hallazgos de estos investigadores. Sin embargo, la posibilidad de identificar una enfermedad cardíaca de tan bajo riesgo y bajo costo hace que tanto los investigadores como los pacientes estén muy entusiasmados con el futuro; después de todo, podría significar un día la diferencia entre la vida y la muerte.

Comparte Con Tus Amigos

Artículos Relacionados

add